Domingo 25 de Julio de 2021
Domingo 25 de Julio de 2021

La impresión 3D sigue traspasando fronteras y transformando todo tipo de rubros. Ahora fue el turno nada más y nada menos que de un puente peatonal. Casi seis años después del puntapié inicial del proyecto, se inauguró en Ámsterdam el MX3D Bridge, con la presencia de la mismísima Reina Máxima.

La ubicación del nuevo puente es sorprendente en el Distrito Rojo de Ámsterdam, una parte de la capital neerlandesa conocida por la absoluta liberalidad, un imán global de turistas por su regulación de la prostitución y por la legalidad del consumo de drogas, pero también por la exquisita belleza de sus canales, calles empedradas y sauces inclinados sobre bicisendas y típicas casitas holandesas. Una combinación de diseño vanguardista, hedonismo occidental y estética de pueblo europeo.

La estructura consiste de 4500 kilos de acero inoxidable, los cuales fueron impresos en 3D por robots en una fábrica durante seis meses, antes de ser colocados en su lugar con grúas. Tiene una forma modernista en “s” y todo el proyecto se elaboró a través de un software de modelización.

“Esta tecnología robótica va a permitir la optimización del diseño de grandes estructuras impresas en 3D usando metales”, informó Gijs van der Velden, uno de los cofundadores de MX3D.

Asimismo según la empresa, la tecnología de impresión 3D justamente permite construir con menos peso y menos impacto medioambiental, ya que en el proceso no intervienen la industria del petróleo y gas o la construcción tradicional.

 “La industria de la construcción tiene el gigantesco desafío de ser neutral en emisiones de carbono para el año 2050. Este tipo de cosas son un paso en esa dirección”, concretó Stijn Joosten, ingeniero de Arup.